Revista

Marzo/Abril 2013: Buscando unos tragos

Había una fiesta, pero sin cervezas

En el año 1968 fui por primera vez al grupo “El milagro de vida” en Guatemala, y si mi Poder Superior me lo permite, en febrero del año 2013 cumpliré 45 años de sobriedad.

Empecé a beber a los 16 años. A esa edad perdí a mi hija de cinco meses, era mi segunda hija y mi esposo decidió entregarla a su hermana. Después de buscarla infructuosamente por varios meses, me refugié en el alcohol.

Estuve bebiendo por un lapso de cinco años hasta que en una ocasión, en la “cafetería” donde yo bebía, se me acercó una mujer quien me invitó a una fiesta. Mi pregunta... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.