Revista

Marzo/Abril 2013: Decisión oportuna

Tercer Paso: Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos

Cuando llegué a AA tenía una gran necesidad de terminar con los graves problemas que el alcoholismo me estaba causando. Yo nada más quería dejar de beber, el programa de recuperación no me interesaba.

Estaba acostumbrado a mirar a los demás, a criticar su manera de actuar y de comportarse, olvidándome de que los cambios tenía que hacerlos yo. Esto me trajo grandes problemas con la sociedad, con los amigos y, lo peor, con mi propia... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.

Related Items:

Una despedida serena