Revista

Marzo/Abril 2013: Huellas oficiales

Sus acciones están en los archivos policiales

Gracias a Dios que me da la oportunidad de compartir mi vida con los lectores de La Viña.

Tuve mi primera experiencia con el alcohol a los trece años. Ese día estaba tan borracho que me perdí. Recuerdo que a la mañana siguiente regresé a mi casa en el transporte público, la gente me miraba, estaba sucio y olía mal. En esa borrachera me di cuenta que mi comportamiento no era normal, pero eso no me detuvo, con el tiempo mi manera de beber fue empeorando.

A la edad de 18 años quise dejar la bebida. No sé cómo ese mismo año entré en una sala de AA y como todo nuevo... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.