Revista

Marzo/Abril 2013: Impacto anónimo

A veces, sin darnos cuenta, llevamos la felicidad a otros

Hay compañeros que hablan muy bonito en la tribuna. Muchos en el grupo los aplauden y les dan la razón a cuenta de los años que esos oradores llevan en el programa de AA.

Cuando yo me inicié en los servicios de mi grupo, me sentía tan eufórico que muchos compañeros me dijeron en tono burlón que querían ver cuánto me duraba esa energía que yo le estaba poniendo, que la nube rosa en la que me transportaba iba a esfumarse muy pronto.

De inmediato otros compañeros me animaron a dar lo máximo de mí mismo, diciéndome que el servicio es una bendición para quien lo... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.