Revista

Marzo/Abril 2013: Un abrazo emocionado

Su mujer y los Alcohólicos Anónimos lo esperaban en el grupo

Desde mi llegada a AA hasta la fecha no he bebido. Soy el tercer hijo de una familia alcohólica. En mi niñez vi a mis padres beber mucho, quienes más bebían eran mi madre, mis tíos y tías. Esos momentos de convivencia se iniciaban con alegría y humor. Después de unas horas me empezaba a dar miedo la forma en que discutían.

No hubo mucho apoyo económico. Mi madre trabajaba en una fábrica de herramientas y llegaba bien tarde a la casa, yo la extrañaba.

Al ingresar a la escuela sentí miedo a la gente, a los niños, a los maestros. Me daba envidia que los demás... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.