Revista

Marzo/Abril 2013: Un café bien caliente

Recuerda sus primeros servicios

Yo llegué al que fue mi grupo base e inmediatamente dejé de beber. Al mes de llegar me pidieron que leyera un texto en la reunión, al cabo de dos meses la misma situación se repitió y volví a leer en el grupo. Aunque hice estos dos servicios con pocas ganas, quedé contento de haberlos hecho.

En aquella época el coordinador del grupo me empezó a insistir que hiciese servicios y Paso Doce. Entonces había un requisito de tres meses de sobriedad para hacer tales cosas, requerimiento que yo no tenía. Estas exigencias del coordinador derivaron en una discusión entre él, el RSG y yo. Como resultado de esa discusión, durante varios meses me negué a hacer servicios y a asistir a las reuniones de trabajo.

This is a preview. To view the full article, use the link below to begin a free 7-day trial!