Revista

septembre/octubre 2011: Mi marido es un alcohólico, yo no

Dos bebedores se casan para continuar la fiesta

Me casé sufriendo de una enfermiza relación de dependencia.

Yo no me hice alcohólica por el camino, aunque mi familia no era muy normal, esto no es nunca una excusa ¡cuántas personas crecen en el seno de familias excéntricas y sin embargo se desarrollan y maduran adecuadamente! Debo aclarar que en mi familia, que yo sepa, no había ningún antecedente alcohólico.

Desde temprano en mi vida experimenté una gran ansiedad, deseaba todo aquí y ahora. Creo que es una característica común en el alcohólico, por eso cuando llegamos a la comunidad muchos de nosotros queremos dominar el programa en tres días, devorando obsesivamente la... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.