Revista

De la revista Septiembre 2011.

septembre/octubre 2011: Remendar el pasado

Noveno Paso: Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros

Como reparación a mi madre le construí una terraza, le pinté la reja y la llevé de vacaciones.

Desde mi primera lectura de los Pasos, he sabido que ellos proveen crecimiento y curación. Cuando experimenté malestar en sobriedad, empecé a "trabajar" los pasos en lugar de simplemente "pensarlos", fue en ese momento que el Noveno Paso realmente me llamó la atención.

No tuve problemas en mirar la devastación de mi vida en el Quinto Paso, pero sentía una gran resistencia a hacer reparaciones por el daño que había hecho. A medida que mi miedo crecía, empecé a ver cómo el Paso Noveno era una importante prueba de mi dedicación al programa de Alcohólicos Anónimos. Ese también fue el período en que me di cuenta de la diferencia entre los compañeros que todavía estaban "inquietos, irritables y descontentos" en su sobriedad y los que tenían ese profundo sentido de serenidad, que es el resultado de hacer el trabajo para que las promesas se manifiesten en sus vidas. Mi resistencia a practicar el Paso Noveno apareció en el Cuarto Paso, descubrí con la ayuda de mi padrino que la rebeldía tenía origen en la vergüenza que yo sentía por lo que había hecho a otros. Me costaba ver cuál era mi parte, tenía miedo de asumir la responsabilidad y a la pérdida de una falsa percepción de autoestima.

-- Mark T.

Ashland, Oregon

This is a preview. To view the full article, use the link below to begin a free 7-day trial!