Revista

De la edición de Septiembre-Octubre 2011.

septembre/octubre 2011: Un rayito de luz

Trabaja el programa para recuperar la confianza de sus hijos

Recuperar a mi familia.

Yo creía que las personas que bebían eran más fuertes y respetadas, y así quería ser yo. Me dejé guiar por las sugerencias de los amigos y empecé a beber cada día más hasta que empecé a meterme en problemas con mi familia y con la policía. Fue duro caer a la cárcel por primera vez, pero después ya no me importó volver. Estuve preso seis veces por andar tomando en la vía pública y una vez por violencia hacia mi compañera.

Cuando caí por ultima vez, duré ocho meses, pensé que debía de cambiar mi estilo de vida y le pedí a mi Poder Superior que me ayudara para salir de prisión, y a dejar de beber pero no le pedía de corazón porque en esos momentos quería una oportunidad para estar en este país.

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.