Revista

De la revista Septiembre 2011.

septembre/octubre 2011: Sólo los tontos sufren

Escapa del dolor y cae

Ahora sí tengo el suficiente tiempo para la oración y meditación

Yo tenía 28 años de edad cuando llegué a un grupo de AA en Guanajuato, México, era joven, pero mi apariencia era la de un hombre acabado, en ese tiempo la vida para mí no tenía sentido, a pesar de estar casado y con cuatro hijos, los días que estaba sin beber, no les encontraba sentido, me sentía como si no perteneciera a nada, como si no fuera de este mundo.

Estaba con mis hijos y me aburría fácilmente, me enojaba y en esos momentos la madre de mis hijos me decía, “ya vas a empezar, necesitas un trago para que estés contento”, y eso me enojaba más, me levantaba lleno de ira y salía a la calle, tirando la puerta, diciendo maldiciones, entonces me iba al barrio adonde estaban mis amigos de parranda, yo justificando mi proceder, decía: “nadie me entiende”, “yo quiero vivir sin beber pero mira a mi vieja no le doy gusto, siempre que me enojo me dice: ‘ya vas a empezar, ya necesitas un trago’, yo no quería beber pero ya ven por su culpa la empecé de nuevo.”

-- Tony R.

Bonham, Texas

This is a preview. To view the full article, use the link below to begin a free 7-day trial!