Revista

¿Yo, un alcohólico?, enero/febrero 2014

Aceptar su impotencia ante el alcohol fue la parte más difícil

PRIMER PASO: Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol, y que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables

Llegué a AA sin el más mínimo interés por conocer el programa de AA. Ni siquiera me podía dar cuenta de lo que me sucedía, ni por qué me sucedía, todo el tiempo que duró mi actividad alcohólica estuve completamente ajeno a las consecuencias y a las causas que me hacían tomar.

Por esta razón jamás me percaté que tenía problemas con mi manera de beber, con mi manera de ser, de actuar, yo vivía como un salvaje, aunque me... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.