Revista

I love you grandpa

Retirado de la vida laboral pero activo en AA, disfruta de sus bisnietos

Soy un alcohólico, la verdad el nombre no me importa. Lo cierto es que llegué a Alcohólicos Anónimos en octubre del año 1982 en una bancarrota total. Estaba ya casado con tres hijas y mi esposa embarazada de nuestro hijo.

La situación era desesperante pues mi alcoholismo me llevó a perder un pequeño patrimonio material que nos permitía vivir de una manera bastante holgada.

Estaba pagando caro las consecuencias de mi conducta, pues me encontraba sin trabajo, con muchas responsabilidades materiales que cumplir y, dada la situación, no podía hacerlo.

Tenía un... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.