Revista

Cobrador cobrado

Comprueba que el alcoholismo es "desconcertante, astuto y poderoso"

Yo nací en un ranchito muy apartado de la sierra de Querétaro en
una pobreza extrema, y la necesidad de subsistir me llevó a la
ciudad. Allí me ganaba la vida ayudando a las señoras con sus
mandados en los mercados, limpiando zapatos en la estación central
de autobuses o vendiendo chicles, así fue como crecí. </p>
<p>De pronto, me encontré lavando autobuses y alternando el alcohol
y las mujeres. También, de pronto, se me dio la oportunidad de ser
cobrador de un autobús, porque el que hacía ese trabajo se había
... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.