Revista

El número de mi suerte

Hoy agradece esa última derrota que significó una nueva oportunidad

Llegué a los Estados Unidos con catorce años. Debido a la guerra civil que atormentaba a mi país, El Salvador, en la década de los ochenta, como muchos compatriotas lo hicieron, mi familia y yo tuvimos que salir a buscar una vida mejor.

Todo iba bien en este país, hasta que comencé a salir muy seguido con mis amigos a divertirme a las discotecas, me empezó a gustar el ambiente de trasnocho y al mismo tiempo comencé a disfrutar el efecto del alcohol. La vida nocturna me encantó y comencé a beber más y más.

De repente, me encontré en un mundo oscuro, no me di... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.