Revista

Me buscaban en las redes sociales

El alcohol la obligó a entregar a sus hijos en adopción, AA la ayudó a esperar

Hace aproximadamente doce años yo llegué a AA enviada por el Child Protective Services (Servicio de Protección al menor).

Empecé a tomar luego de que mi madre murió, sin ella sentí que se había acabado todo para mí. Poquito a poquito empecé a beber, al principio fueron dos o tres cervezas.

Unos años más tarde me casé. Desafortunadamente me tocó un marido drogadicto y alcohólico como yo ni me lo imaginaba. En ese entonces yo no conocía lo que era el alcoholismo y las drogas. Viví trece años en medio de golpes, humillaciones y violaciones, de todo, menos... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.