Revista

La fórmula de mi tranquilidad

Llegué a la primera reunión de AA en medio de una terrible depresión, ignorante de lo que era la enfermedad del alcoholismo. Estaba pasando por una separación con mi pareja y creí que los alcohólicos podrían ayudarme. Me dije a mí misma: “Ellos saben cómo es la mentalidad de un hombre”. Continué visitando el grupo y no me daban la tan esperada fórmula. Al escucharlos, me llamó la atención que mencionaban a un “Poder Superior” y me comenzó a interesar ese poder.

Por sugerencia de una compañera acudí a un estudio sobre los Doce Pasos. En esa sesión fui... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.