Revista

septiembre/octubre 2012: Tú traes la llave

Comparte una anécdota acerca de cómo el programa funciona si él lo desea

Esto pasó en México, hace algunos años, en un evento de Alcohólicos Anónimos de la Región Norte Poniente de México.

Estábamos sentados con la panza llena y el corazón contento en la plaza del pueblo, después del acostumbrado desayuno en medio de la muchedumbre y el griterío: “¡pásenle, pásenle aquí hay pescado!”.

Alguien con una bocina parlante en mano nos exhortó: “¡Atención! ¡Atención! Les sugerimos pasar al auditorio, faltan cinco minutos para las diez de la mañana y queremos continuar puntuales”. Como el auditorio estaba enfrente y ya nosotros... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.