Revista

noviembre/diciembre 2012: Asustado

Pensó que nunca tendría el valor de abordar la tribuna

Hace unos años llegué a esta comunidad lleno de una gran impotencia por no poder dejar de beber. Estaba asustado porque todos mis amigos tenían muchos problemas con la ley. Yo no quería problemas con la justicia, así que decidí buscar un amigo que me había invitado muchas veces a las reuniones de AA.

Esa noche crucé el umbral de una sala de AA, asustado, pero con las ganas de encontrar una solución. Gracias a Dios desde ese día no he probado una sola gota de alcohol.

Pensé que nunca tendría el valor de abordar la tribuna, tenía miedo, pero a los siete meses de... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.