Revista

Enero/Febrero 2013: Recuerdos de ese primer año

Llegó sin esperanza y el grupo la rodeó de amor

Tenía solamente un año viviendo en los Estados Unidos cuando llegué por primera vez a una reunión de AA. Yo sabía que tenía problemas con mi forma de beber, que era ya de todos los días, sin incluir la cerveza matinal para poder funcionar. Sin embargo en esa primera reunión sentí que estaba en un manicomio privado y decidí que mi problema no era tan grave.

Seguí mi relación con el alcohol hasta que el 30 de octubre del 2009, ya sin esperanza, sin deseos de vivir, con el espíritu mutilado, llamé a una compañera. Ese día una pareja de miembros de AA me rescataron,... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.

Related Items:

Reconoce su problema