Revista

Enero/Febrero 2013: Lecciones del alfarero

Todo lo que hemos sido es útil, si queremos que así sea

Paso Seis: Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos.

Leyendo en la Biblia encuentro el siguiente párrafo: “Y la vasija que hacía de barro se quebró en su mano. Y él hizo otra vasija, según le pareció mejor”.

Este pasaje me impresionó. Sin dudas Dios decide en qué momento habla y en qué lugar lo hace. Tanto puede hacerlo en un templo como en la casa de un alfarero, ¿por qué no en un grupo de AA?

Quizás yo deba estar presto a escuchar su palabra a diario, para recibir la guía que sin dudas necesito para... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.