Revista

Enero/Febrero 2013: ¿Dónde está la fiesta?

Todo estaba listo para pasarla bien, excepto por un pequeño detalle

Por años traté de encontrar esa felicidad que se pregona al terminar el año. Pero esas celebraciones siempre terminaban en tragedias acompañadas de una imensa soledad. Comenzaba el año otra vez desdichado y otra vez con el alcohol como único consuelo, con esa falsa alegría que muy pronto se esfumaría.

En una ocasión salí del trabajo temprano, había calculado todo con mucho detalle, en el baúl de mi carro puse una hielera con dos botellas de licor y sodas, además de las cervezas.

Para llegar a la ciudad donde se realizaría la fiesta para despedir ese fin de año... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.

Related Items:

Nunca me mientas