Revista

Enero/Febrero 2013: Una familia disfuncional

No quería beber como sus padres

Yo vengo del estado de Michoacán. En el año 1991 llegué muy dañado a los Alcohólicos Anónimos en la ciudad de Los Ángeles, California.

Mi padre murió a consecuencia del alcoholismo. En mi casa siempre hubo alcohol en grandes cantidades, se bebía casi todos los días. Pero lo que más me costaba aceptar fue el alcoholismo de mi madre.

Yo odiaba escuchar a mis padres ofenderse mutuamente, se culpaban por la desgracia de cada uno, ya que se habían casado muy jóvenes. Tenía el firme propósito de que yo no bebería. Pero estaba desorientado, a los dieciséis o... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.