Revista

Enero/Febrero 2013: Ni con el son de la marimba

Después de varias décadas sobrio, no logra explicarse cómo llegó al grupo

Nací y crecí en una pequeña población del Oriente de El Salvador, en 1944. Fuimos cuatro hermanos, en un hogar donde siempre hubo respeto y preocupación porque todos recibiéramos una adecuada preparación para enfrentar el futuro. Nunca escuché discusión entre mis padres. Sin embargo, cuando mejor me desarrollaba en mis estudios de secundaria, inexplicablemente los abandoné. Ese fue un duro golpe para mis abnegados padres.

A la edad de catorce años siendo aún estudiante, hice contacto con el alcohol por primera vez, el amigo que me lo ofreció tuvo que quitarme la botella de licor de mi boca. Así de ingenuo, y de torpe fui desde esa primera vez, por suerte ese amigo hoy es un miembro más en recuperación. Fue maravilloso sentirme liberado y gozar a plenitud de la principal fiesta del pueblo.

This is a preview. To view the full article, use the link below to begin a free 7-day trial!