Revista

Mayo/Junio 2013: donde quiera que vaya

Haciendo servicio su horizonte se extiende

Al principio en mi recuperación yo me sentía inservible, mi autoestima estaba por los suelos. Aprendí a hacer el café y poco a poco empecé a sentirme más seguro de mí mismo.

Duré tres meses en un centro de tratamiento y cuando terminé mi proceso agarré servicio de secretario, de tesorero y ahora soy RSG. Tengo el privilegio de viajar dentro del área a la que pertenezco. Mi alterno fue a PRAASA en Hawai, allí había muchísima gente, yo tuve esa experiencia y fue sensacional.

This is a preview. To view the full article, use the link below to begin a free 7-day trial!