Revista

Mayo/Junio 2013: dieta líquida

Perdió el apetito, pero siguió bebiendo

Cuando llegué a Alcohólicos Anónimos yo decía “no soy alcohólica”, pero tomaba tres días a la semana haciendo pedazos mi vida y la de los demás, a mi hermana más querida le juré no tomar más bebidas alcohólicas.

Acabé con mis ilusiones y las de los demás. Me prometía a mi misma que dejaría la bebida, pero siempre terminaba haciéndome daño. Un día aparecí botada en la calle ensangrentada, con el labio roto y la lengua partida. No podía comer pero seguí tomando.

Empecé a beber todos los días, ya no me importaba nada, me hundí en el licor.

Pero... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.