Revista

Julio/agosto 2013: Admitiendo mi persona

Una alcohólica se da la oportunidad de empezar otra vez

En un principio me costó aceptar que soy alcohólica. Hoy, gracias a Alcohólicos Anónimos, puedo apreciar y sentir un poco más y mejor cada momento de mi vida. Ahora lloro y me libero de mis sentimientos y así evito los resentimientos, no es fácil. Como todo alcohólico, soy muy sensible y por esa razón suelo ser rencorosa, pero sé que cuento con un Poder Superior más fuerte y grande que yo, que se manifiesta sólo por hoy, y que me ayuda a sacar adelante mi día haciendo a un lado mis exigencias y mis defectos de carácter.

A veces mi autosuficiencia me hace olvidar que el... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.

Related Items:

Con lágrimas en los ojos