Revista

Bailando sobria, septiembre/octubre 2013

En pocas 24 horas descubre que sí puede cambiar

Soy una enferma alcohólica, y, más que nada, quiero compartir un poco de mi experiencia fuera y dentro de AA. Me vine desde México buscando un futuro mejor para mi familia. Una vez aquí empecé a beber cada día más, yo trabajaba toda la semana y cuando recibía mi cheque le daba a mis hijos dinero pero siempre apartaba dinero para tomar.

Comencé a beber a los doce años a escondidas de mi mamá y ya no quise vivir con ella pues la culpaba de mi manera de beber. Me casé con un hombre que también bebía y teníamos muchos problemas, luego vinieron los hijos y seguimos... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.