Revista

Cultivando la tolerancia, septiembre/octubre 2013

Sin cierto grado de tolerancia podemos actuar de manera un poco petulante o superior.

Durante nueve años en AA he observado que los que siguen el programa de Alcohólicos Anónimos con la mayor seriedad y cuidado, no sólo mantienen la sobriedad, sino que a menudo adquieren excelentes cualidades y actitudes. Una de ellas es
la tolerancia.

La tolerancia se expresa en una variedad de formas: mostrando bondad y consideración hacia el hombre o la mujer que acaba de empezar la marcha a lo largo del camino espiritual, con el entendimiento hacia los que tal vez han sido menos afortunados en las ventajas educativas y con la simpatía hacia aquellos cuyas ideas... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.