Revista

Fui y no bebí, septiembre/octubre 2013

Un viaje doloroso e inesperado lo acerca a nuestro programa, aun más

Hace unos cuatro años atrás recibí una llamada desde el DF en México. Era mi hermana quien me avisaba que mi padre tenía poco tiempo de vida. Lógicamente me sentí muy mal, estaba desorientado, no sabía qué hacer puesto que mi condición como indocumentado no me permitía viajar con libertad.

Hablé con mi padrino y él me dio varias sugerencias, previniéndome de hacer un trayecto tan difícil. Me fui hacia México ignorando lo que él me dijo.

Al llegar mi hermano me estaba esperando en la central de autobuses con la noticia de que mi padre había... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.