Revista

Mi turno, septiembre/octubre 2013

Estaba convencido que seguiría el ciclo alcohólico de su familia

Soy huérfano de padre, me crié con mi abuela y madre. Desde pequeño le tuve mucho miedo a mi mamá, la veía tomada o escondiéndose para tomar.

Crecí con muchos traumas y con odio hacia el alcohol y los lugares donde lo vendían. Era muy tímido y me sentía solo, en la escuela nunca llegué a tener novia.

Como acostumbrábamos a festejar con sidra o rompope tuve la oportunidad de probar el alcohol temprano en mi vida. Perdí la timidez y el miedo, poco a poco empecé a consumir más y a escondidas de mi abuela.

A los trece años tomé cerveza y no me gustó el... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.