Revista

De la edición de Mayo-Junio 2017.

¿Mudanza o fuga?

Descubre que “el alcohólico en recuperación es bienvenido en cualquier parte”

Para los miembros iniciadores del Grupo Huejuquilla 81, convivir en el local de las reuniones era una continuación de la experiencia de vivir fuera. Se conocían desde siempre. Ya en sobriedad, los unía otro modo de ser y de hacer las cosas. Los guiaba la idea de reparar daños donde los habían causado, permanecer sin beber, pasar el mensaje como me lo pasaron a mí. Vivían contentos.

Yo, en cambio, un día fui a decirle a mi padrino Leonardo, que me iba del pueblo. Se me quedó mirando. “¿Usted se va?, ¿para dónde?”– me preguntó. “Al norte”, le contesté. “¿A qué?”, “A ganar dinero”. “Pero si acaba de llegar al grupo, ¿a qué le está huyendo?, ¿no se da cuenta que nunca ha estado más estable que ahora? No, usted no va a ninguna parte, afiánsese pimero, trate de aumentar su asistencia a las reuniones. Últimamente se ha estado ausentando, no crea que no lo notamos. La próxima vez que se le ocurra irse, consúltelo primero con el grupo y el grupo le dirá si está listo”.

-- Ricardo Enrique M.

Warwick, Nueva York

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.