Revista

De la revista Noviembre 2017.

Un final feliz

La muerte no tiene solución, su alcoholismo sí

Yo soy un alcohólico de cincuenta y un años. Después de haber estado tomando por días y semanas, llegué a un grupo de AA, un seis de abril del 2014. Mi padre había fallecido en diciembre del 2013 y al año siguiente, en marzo del 2014 falleció mi esposa. 

Con la partida de esos dos seres queridos yo me sentía muy mal, y empecé a tomar, más de lo que ya tomaba. Ahora no tenía quien me detuviera, así que tomaba casi toda la noche. Por la mañana, me levantaba para ir a trabajar y llevar a mis hijos a la escuela. No me daba cuenta del daño que les estaba haciendo a estos niños, a mí sólo me importaba tomar y recordar a mi esposa y a mi papá.

-- M. T.

Cleburne, Texas, USA

This is a preview. To view the full article, use the link below to begin a free 7-day trial!