Revista

From the January 2018 magazine.

Regreso triunfal

Reconoce que sólo de él dependía estar sobrio

En 1991 sufrí un accidente de automóvil por manejar en estado de ebriedad. Aunque mi hermano mayor no quería que me fuera de su casa, porque andaba demasiado borracho, yo no hice caso. Tomé mi auto y me dirigí a mi casa. Manejé por unos cinco minutos, pero estaba tan borracho que fui a chocar con una palma, mi camioneta quedó totalmente destruida y yo a punto de perder la vida.

Cuando fui a la corte, el juez me mandó a Alcohólicos Anónimos por un año. Cumplí durante un año con los requisitos de la corte. Me recibió el grupo “México”, en la ciudad de Whittier, en California.

-- José R. F.

Whittier, California, USA

This is a preview. To view the full article, use the link below to begin a free 7-day trial!

Subscribe