Revista

De la edición de Enero-Febrero 2018.

Ya no soy un matón

Descubre el amor dentro de su corazón y en el programa de AA

Yo, al igual que mu- chos, emigré de mi país, El Salvador, a la edad de once años. Por supuesto estaba lleno de sueños y anhelos, pero comencé mi trayectoria como bebedor a una temprana edad. La despedida de mis abuelos y familia fue muy dura y eso, por supuesto, fue el pretexto más grande para emborracharme y olvidar el dolor y la soledad. Llegué al estado de Maryland, en los Estados Unidos, a vivir con mi verdadero padre y su esposa, mi madrastra.

Fue un cambio de vida drástico, me esperaba lo peor. Mi padre era un alcohólico en potencia y mi madrastra una mujer llena de odio hacia mi persona por no ser su hijo. Esa misma noche que llegué escuché una discusión en el cuarto de ellos y a mi madrastra decir que le iba a tocar hacer el papel de madre de alguien que quizás no era ni hijo de él.

-- Herbert G.

Gaithersburg, Maryland

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.