Revista

De la edición de Enero-Febrero 2018.

Contando los tragos

No le gustaba el sabor, pero se convirtió en alcohólico

Nací en un ranchito de Guanajuato, México, y de allá vengo. Mis primeras cervezas las tomé en 1980. Tenía quince años, y las cervezas no me gustaron, no me cayeron bien y me hicieron vomitar.

Esa misma noche me vine para Texas, al pueblo de Texarkana en 1982. Así que no volví a tomar por dos años, ni siquiera una cerveza. En ese mismo año estuve trabajando con tres compañeros anglos quienes me empezaron a ofrecer cerveza.

-- Martín S.

Cleburne, Texas

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.