Revista

De la edición de Mayo-Junio 2018.

¿Bienvenida o despedida?

De nosotros depende el ambiente del grupo

Durante muchos años hemos estado preguntándonos por qué la gente no se queda. Durante años hemos estado diciendo que quizás no era su momento, que quizás no había tocado fondo y que tal vez cuando volviese sería tarde; que quizás no querían dejar de beber. Pero en realidad ¿en qué me baso para hacer tales afirmaciones?

Que una persona se quede en un grupo va a depender de muchas circunstancias y una muy importante será el recibimiento que tenga en el grupo y otra también importante, el ambiente que haya en el grupo; en realidad van a ser seguramente dos de las más importantes. Si lo recibo con frialdad, con mala cara, si no le hago el más mínimo caso o lo atiendo con un gran paternalismo, puede que decida no quedarse. Como se suele decir “trata a los demás como quieres que te traten a ti”.

-- Francisco S.P.

Gijón, España

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.