Revista

De la edición de Julio-Agosto 2018.

Carta de la editora

Mantenerse sobrio dentro de una institución carcelaria puede ser muy difícil, y, aunque muchas prisiones en los Estados Unidos tienen sus propios grupos de AA, o son visitadas por los comités de correccionales de la zona, sabemos que son escasos los recintos penitenciarios que disponen acceso al programa de Alcohólicos Anónimos en nuestro idioma. Es por esto que nuestra acostumbrada edición anual dedicada al tema de AA en las prisiones tiene un especial significado en nuestra comunidad hispana; La Viña es muchas veces el único contacto que un alcohólico tiene con la sobriedad.

En la historia “Fui rebelde y violento”, un compañero envía un mensaje de agradecimiento a La Viña, desde la prisión de Soledad, en California, “porque es parte de mi recuperación”. Su historia, como la de muchos de nosotros, está llena de alcohol y sus terribles consecuencias, pero al conseguir sobriedad a través de AA, hoy disfruta de una “fe puesta en ese Poder Superior que me fortalece”.

-- La Editora

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.