Revista

De la edición de Julio-Agosto 2018.

Batallando con mis emociones

Pidió ayuda y la encontró en otro alcohólico

Estoy inmensamente agradecido con AA por muchas cosas, primeramente porque me sacó del infierno en el que yo vivía. Muchas veces busqué ayuda por medio de la religión y nunca logré salir. Le pedí a Dios que me ayudara y muchas veces visité las iglesias, pero mi alcoholismo aumentaba más y más, hasta encontrarme al borde de la locura. Perdí trabajos, hogar, todos los familiares me dieron la espalda, fui un borracho problemático.

Finalmente, llegué a AA por medio de una iglesia. Me encontraba en una reunión de oración y allí estaba un integrante de AA y me pasó el mensaje. No fue fácil para mí, hasta la fecha sigo batallando con mis emociones, y he salido adelante. Dios ha hecho por mí lo que yo no pude hacer por mí mismo.

-- Anónimo

San Antonio, Texas

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.