Revista

De la edición de Julio-Agosto 2018.

Venciendo miedos

En el servicio rompe barreras

Hola, compañeros, mi nombre es Víctor, un alcohólico más y me siento privilegiado de pertenecer a esta gran familia de AA. Tuve la suerte de llegar a conocer lo que es un grupo de AA, a través de unas firmas. En los primeros días pensaba que había recibido el peor castigo como ser humano, pero al obtener mayor conocimiento, me fui interesando en AA. Para ello tenía que involucrarme en lo que son los servicios. Llegué a esta agrupación en el año 2001 y mis primeros servicios los hice dentro del grupo. 

Empecé a notar que al participar me convertía de inmediato en parte de esto, no me sentía ajeno. Algo en mí estaba cambiando, sin darme cuenta, estaba viviendo algo nuevo: el amor al servicio.

-- Victor Z.

San Fernando, California

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.