Revista

De la edición de Enero-Febrero 1999.

'Una bella realidad'

Tengo buenas nuevas para compartir con ustedes. Desde que llegué a Cochabamba he querido ser mensajero del Poder Superior, llevando el mensaje de AA a toda la gente posible en este valle hermoso. También he deseado y le he pedido al Tata Poder Superior que AA llegue a las mujeres igual que a varones. El problema es que cuando llega una mujer al grupo se encuentra rodeada no más que de hombres, de tal manera que es casi imposible que hable con soltura compartiendo algunas experiencias de su "carrera alcohólica."

Es cierto que acá en Cochabamba hay algunas mujeres en el programa. Mayormente son personas que ya han llegado a "cierta madurez" — un tanto más de 35 años. Aceptan su madurez de edad serenamente de tal manera que no les cuesta aceptar otros aspectos de la vida que comúnmente se rechazan. Es decir que ellas pueden decir más tranquilamente: "Me llamo Cunegunda, y soy alcohólica."

-- David A.

Cochabamba, Bolivia

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.