Revista

De la edición de Enero-Febrero 1999.

'Hay un asiento para mí en Cuba'

Soy técnico de iluminación para un programa de noticias de televisión que fue a Cuba en enero de 1998 a cubrir la visita del papa Juan pablo II. Cuando me anunciaron el viaje, no sabía si existían las reuniones de AA en la isla a causa del embargo, pero encontrar AA en Cuba iba ser mi prioridad principal.

Para mi alivio, encontré varias reuniones de AA inscritas en el Directorio Internacional como también un número de teléfono para la oficina de Intergrupos en La Habana. En seguida se calmaron mis ansiedades al saber que había un lugar en Cuba donde podía ir para aliviar mi alcoholismo. Pensé: “¡Este viaje no será un problema! Tengo un asiento allá esperándome." 

-- Federico D.

New York, New York

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.