Revista

De la edición de Noviembre-Diciembre 1996.

¿Por qué estamos aqui?

Estoy furioso con mi grupo base. Les voy a decir por qué. Un jueves reciente fui a nuestra oficina de intergrupo para empaparme de cómo funciona. Cuando llegué, uno de los empleados de turno me preguntó si me gustaría hacer una visita de Paso Doce, Le dije, "Está bien. ¿Adónde?" El empleado me dijo que el hombre estaba en el sitio donde se reúne mi grupo base. No había bebido por dos días y estaba tratando de no beber. Había estado viviendo en la calle y estaba hecho un desastre. Salí para allá.

Entré a la sede de mi grupo base y me encontré con Larry. Se veía muy mal. Tenía el rostro colorado y sus manos temblaban. Estaba muy enfermo y apestaba a orina y a excrementos. Sus ropas estaban sucísimas. Me presenté y le pregunté en qué podía ayudarlo. Me dijo que había estado intentando ir al hospital de veteranos para desintoxicarse pero que nadie se había ofrecido a llevarlo. Le pregunté cuánto había estado tomando. Me contestó que por un mes había bebido un cuarto de galón diario, pero que no había bebido nada por dos días. 

-- Stephen M.

Hilmar, California

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.