Revista

De la edición de Enero-Febrero 1997.

Yo contra el mundo

Me tomé mis últimos trece tragos de vodka el día antes de ingresar a mi hospital local de veteranos para recibir tratamiento por una hepatitis alcohólica causada por no comer lo suficiente mientras bebía.

Bien, me ingresaron y pesaba 117 libras y mido cinco pies con once pulgadas. El doctor me felicitó por el buen estado de mi dentadura. Bromeé, me convertí en comediante para entretener a las enfermeras, tratando de mostrarles mi despreocupada actitud. Por dentro, estaba aterrorizado. Sabía que no servían alcohol en el Hospital de Veteranos.

-- Bill G.

Albany, New York

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.