Revista

De la edición de Julio-Agosto 1997.

¿Vienes esta noche?

Cuando asistí a mi primera reunión en marzo de 1994, no tomé a AA ni a mi sobriedad seriamente y no creí que otras personas lo hicieran — al menos aquí donde estoy. Verán, estoy en la cárcel, cumpliendo mi décimo año de una condena de treinta. 

Asistí a mi primera reunión sin tener la menor idea de qué esperar. Mi primer pensamiento fue: “Ojalá que ninguno de mis compañeros de celda me haya visto venir aquí." Paradójicamente la noche anterior me había sentado en la ventana drogándome, con paranoia de que alguien entrara o de que los guardas llegaran para hacer una inspección de seguridad. Había hecho esto mil veces con anterioridad así que no había ningún problema. 

-- Billy

Mississippi

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.