Revista

De la edición de Enero-Febrero 1999.

Sobrio no sombrío

El colmo de un alcohólico muy, muy enfermo, con una fiebre de 100 grados de temperatura, es que en vez de llamar a una ambulancia, llama a su padrino. . .

Un alcohólico veterano y pintor manda a su ayudante recién llegado a traer una escalera de 6 pies de alto. Después de un rato regresa el ayudante sin escalera y le dice: "No encontré ninguna de 6 pies. Todas tenían dos. . ."

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.