Revista

El amor adulto, noviembre/diciembre 2013

Al dejar de beber, despierta a una nueva realidad

Tema apasionante y difícil este de la familia. Apasionante por la cantidad e intensidad de sentimientos que lo entrecruzan — amor, abnegación, dolor, egoísmo, expectativas reales e inventadas, fantasías. Difícil, por la incapacidad de ser objetivo en este asunto, es decir, de deslindar la parte que me corresponde a mí y la parte que le corresponde a otros. Todos los días le pido a Dios que me muestre la verdad de lo que soy y la verdad de lo que son los demás y día a día me va mostrando la parte de verdad que me conviene. Es la única forma que conozco de poder acercarme a la... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.