Después de la tormenta, la calma, marzo/abril 2014