Article Hero Image
September 1998

El mal de la apatía

A primera vista parecería que el refrán "Dos cangrejos machos no caben en la misma cueva" tiene una veracidad incuestionable, pero visto a la luz del programa de recuperación de Alcohólicos Anónimos deja de tener sentido real.  Se me ocurre pensar que en AA tanto los hombres como las mujeres somos cangrejos machos. ¿Cómo es posible que convivamos todos, en la armonía característica de nuestro programa, en esa cueva que es nuestra fraternidad? Me pregunto si no pasaría igual en la cueva de los cangrejos si ellos practicaran nuestra Segunda Tradición que dice: "Para el propósito de nuestro grupo, sólo existe una autoridad fundamental: un Dios amoroso, tal y como Él se exprese en la conciencia del grupo. Nuestros líderes solamente son servidores de confianza; no gobiernan."

WANT TO CONTINUE READING?

You must be an AA Grapevine member to access full stories and audio.

Login Subscribe

Have Something You Want To Share?

We want to hear your story! Submit your story and it could be published in a future issue of AA Grapevine!

Submit your Story