Article Hero Image
March 1997

Nada para perder

“Derramé más de lo que tu bebiste," dijo un hombre con tres años de sobriedad y tres millones de canas. Mi mentalidad de alcohólica usó esa frase para excusar mi próxima borrachera. Tenía catorce años y pensaba que era demasiado joven para ser alcohólica. Tengo dieciséis años en la actualidad y sé que el alcoholismo no tiene una edad mínima reglamentaria. Sé que muchos compañeros miembros de AA han perdido sus casas, matrimonios, e hijos por el alcohol antes de que yo adquiriera algunas de esas cosas. Pero perdí lo suficiente.

WANT TO CONTINUE READING?

You must be an AA Grapevine member to access full stories and audio.

Login Subscribe

Have Something You Want To Share?

We want to hear your story! Submit your story and it could be published in a future issue of AA Grapevine!

Submit your Story