Article Hero Image
July 1997

Los años que las langostas devoraron

Ni nuestra literatura ni los más sabios entre nuestros veteranos pueden explicar o definir el significado de "perdonar," el poderoso concepto central del Octavo Paso. Como todo lo demás en nuestro programa espiritual de Alcohólicos Anónimos, perdonar se ha convertido en parte de mi vida gracias a mi corazón y no a mi intelecto. En el primer año de sobriedad escuché hablar con un poco de vehemente perplejidad en las reuniones donde se analizaba. Hasta el día de hoy, encuentro las reuniones del Octavo Paso particularmente conmovedoras. Los hombres y mujeres en mi reunión regular de los pasos los viernes por la noche son tan sencillos y directos cuando hablan acerca de cómo le han causado daño a los demás y cómo, en casi todos los casos, las relaciones han cicatrizado. No hay espacio para las poses cuando hablamos de nuestra imprudencia, egocentrismo, deshonestidad, matrimonios y familias destruidas, y violencia de toda clase. Más que una simple crónica de botellas y de lagunas mentales, estas historias de "relaciones enredadas y distorsionadas" con otras personas nos recuerdan la solitaria tragedia del alcoholismo y el milagro de cómo todos nosotros nos sentamos allí pacíficamente en nuestras sillas plegables con los carteles de los doce pasos colgando en la pared. Algunas veces, mientras estoy sentada escuchando estas historias contadas con el lenguaje del corazón, recuerdo la cita del libro de Joel: "Les restituiré años que las langostas devoraron." El dolor individual y el sentimiento de culpabilidad han sido transformados por una alquimia que los convierte en algo muy espléndido que nos proporciona la salud a todos colectivamente. Como grupo nunca somos más humanos que en esas noches del Octavo Paso. Y parecería que es en esas noches cuando más nos sostiene el Poder Superior. 

WANT TO CONTINUE READING?

You must be an AA Grapevine member to access full stories and audio.

Login Subscribe

Have Something You Want To Share?

We want to hear your story! Submit your story and it could be published in a future issue of AA Grapevine!

Submit your Story